Las Redes Sociales: Un aliado de la investigación

Las Redes Sociales: Un aliado de la investigación

Las redes sociales se han convertido para los investigadores en una herramienta que no debe ser ignorada. Con el constante crecimiento paulatino de diversas formas de interacción a través de la virtualidad han surgido nuevos espacios para compartir la información. Las cifras son claras en cuanto a un crecimiento ocurrido en el periodo de 2005-2015 de un 7% en el uso de estos insumos hasta un 65%.

De lo anterior podemos observar que es necesaria una integración en el uso de las redes sociales en la vida de las personas que se dedican a la investigación y como una estrategia para dar a conocer nuestro proyectos. Usualmente asociamos las redes sociales con selfies, videos con amigos y fotos en los viajes que realizamos con la familia. En realidad, esa es una mirada reduccionista frente al aprovechamiento que podemos generar con las mismas.

Lo primero es entender que existen muchas plataformas mediante las cuales podemos interactuar con otros investigadores o con patrocinadores de nuestros proyectos. ¿Cuál es la red social que debemos usar? La respuesta no es uniforme y depende mucho de las necesidades que tengamos.

  • LinkedIn: Usualmente funciona como una plataforma social profesional que facilita enlaces con tu sitio de trabajo. También permite establecer redes de trabajo con personas que tengan intereses similares además que en la misma es factible socializar tus hallazgos en investigación.
  • Twitter: Basada en lo que consideramos como micro blogueo, esta red social brinda un espacio con un limitado número de caracteres de compartir links o poster de exposiciones profesionales que tengas.
  • Mendeley: Además de su funcionalidad como software gestor de referencias bibliográficas también cuenta con una red social que permite en sus muros colgar artículos e iniciar debates entorno a temáticas de esa índole. Mendeley también permite la creación de grupos donde se pueden compartir información académica.
  • ResearchGate: Esta es una de las redes sociales con mayor uso por parte de los investigadores. Específicamente diseñada para el ámbito académico se ha transformado en un espacio colaborativo donde los autores suben sus artículos de forma gratuita o sus libros. Algunas veces no tiene libre acceso a esos documentos, pero siempre es factible escribirle directamente al autor para pedirle uno de sus textos. 

Un artículo desarrollado por Katy Jordan denominado “From Social Networks to Publishing Platforms: A Review of the History and Scholarship of Academic Social Network Sites” muestra que los investigadores tienden a compartir sus textos en estas redes sociales por encima de las páginas webs de las instituciones académicas a las cuales están vinculados. Adicionalmente se ha encontrado un efecto positivo en el factor impacto, número de citaciones y rankings de búsqueda en aquellos que suben sus textos a esas plataformas.

Algunos críticos al uso de redes sociales en investigación argumentan que su uso reduce la calidad de la discusión académica y que abre el espacio al mundo no académico para participar. Contrario a lo que mencioné pienso que es favorable abrir esos espacios y construir nuevos donde otros saberes puedan ser partícipes. Creo que es favorable que la comunidad se relacione con los investigadores y sugiera ideas para el desarrollo de estas.

En definitiva, existe múltiples efectos benéficos al momento de recurrir al uso de redes sociales académicas para darnos a conocer y compartir nuestros trabajos. Por todo lo anterior es que invitamos a nuestros seguidores de la fundación a recurrir al uso de estas.

Investigación

Participe y comente esta publicación